Ruta Circular, Loporzano, Mirador del Saso, Sasa del Abadiado, Loporzano
 
   
 
 
 
 
En la jornada de hoy establecemos como punto de partida la localidad de Loporzano. La iglesia dedicada a San Salvador, citamos a Bizén D’o Río folleto editado por el ayuntamiento de esta población: “fue realizada por Hernando Abadía entre 1598 y 1601, si bien se ampliaría en el s. XVIII. La planta de una nave con capillas laterales, de las cuales las del lado de la epístola están comunicadas entre sí. La torre de cinco cuerpos cúbicos y chapitel octogonal.”
 
 
Realizamos un recorrido entre su caserío, admiramos la arquitectura, algunas puertas de entrada bajo arco de medio punto de grandes dovelas.
 
 
Tomamos rumbo oeste, una vez que cruzamos la carretera un panel direccional nos indica el mirador del Saso, la senda en sus primeros metros transcurre entre algún muro de piedra seca y algún huerto, va ascendiendo por una ladera entre carracas. Un panel direccional nos indica el lavadero. De planta rectangular.
 
 
Vistas de la cuenca del Flumen, escuchamos el rumor de sus aguas.
 
 
 
Campos de labor, al fondo la Sierrra Guara.
 
 
 
 
Llegamos al mirador del Saso ,restos de una paridera, planta rectangular, los muros de mampostería, alguno de los mampuestos ovalados, en su interior se observa fragmentos de tejas .
 
 
 
 
 
Vistas del Salto de Roldán.
 
 
Sasa del Abadiado, al fondo Castilsabas.


Campos de cereal.

Sasa del Abadiado.
 

Sasa del Abadiado, realizamos un recorrido entre su caserío, destaca la Iglesia dedicada a Santa María citamos a Adolfo Castán –Lugares del Alto Aragón:” es proyecto renacentista, ampliado con capillas laterales en el s XVIII, es llamativa la calle en codo que discurre por el pórtico diseñado bajo la torre, apoyada al sur y poniente en arcos doblados de sillería”.


Sasa del Abadiado, fuente aljibe


Crucero.


Sierra Guara al fondo.


Campos de cereal


Fuente vieja en Loporzano


Barranco la Ripa, debido a la elevada pluviometría de este año lleva un buen caudal de agua, un puente salva el cauce, descendemos con gran cuidado por el talud para observar la bóveda de ladrillo, la cual arranca sobre sillería, son visibles los mechinales. Citamos una vez más a Adolfo Castán : “Estribos con aletas de sillería que forran ambas orillas tanto aguas arriba como aguas abajo. El tablero plano con una longitud de 7,28 m, con un paso útil de 3,75 m.”
ver artículo prensa
 
 VOLVER

ww.marianoseral.com j. Mariano Seral